Turistas nacionales y extranjeros se pierden en la naturaleza y tranquilidad de este pueblo mágico para disfrutar de momentos íntimos plagados de paz. 

Sin importar si son vacaciones largas o simplemente un fin de semana, Mazunte es el lugar perfecto para ver atardeceres hermosos y conectarse con la naturaleza.

Punta Cometa, un lugar sagrado 

En el extremo oeste de Mazunte, se encuentra una media luna que forma la montaña más sobresaliente del pacífico Sur: Punta Comenta, también conocido como Cerro Sagrado. Su perfecta ubicación permite tener una vista panorámica del cielo y el mar para apreciar amaneceres hermosos y puestas de sol inolvidables. 

Su playa virgen, Mermejita, es la favorita de sus visitantes por su fuerte oleaje y arena suave de color casi negro, lo cual fascina a cualquier persona. Además, de diciembre a marzo, se puede observar la llegada de cientos de ballenas y aves migratorias como pelícanos, un espectáculo impresionante.

Fuente: Shutterstock

Para llegar a Punta Cometa es necesario caminar, durante 15 minutos (aprox.) por un terreno boscoso y plagado de árboles acompañados siempre del sonido de las aves de lugar, lo cual invita a detenerse un momento para disfrutar de la naturaleza y de las maravillas que se pueden observar.

Una vez que se llega a Punta a Cometa, es imprescindible contemplar la magnífica vista, escuchar el sonido de las olas que rompen con las rocas y sentir cómo el viento toca la piel.

Visitar Mazunte es un deleite para los sentidos, aparte de sus maravillosos atardeceres, cuenta con actividades acuáticas como surf o skimboard, liberación de tortugas marinas, festival de jazz, así como actividades de ecoturismo y de aventura. O simplemente, se puede recorrer el lugar en bici o caminando para convivir con los lugareños y conocer un poco más de este pueblo mágico.

Sin duda, Mazunte tiene lugares hermosos y todo lo necesario para que te enamores de él.

¿Qué esperas para visitarlo? Ven y déjate seducir por Mazunte.

Share This