Mazunte, Oaxaca, es una de las playas más hermosas de México. Su perfecta fusión entre la tranquilidad y la naturaleza hacen de este lugar un espacio místico y encantador. Estar en Mazunte, es envolverse en su arena dorada y aguas cristalinas para disfrutar de sus hermosos atardeceres y deleitarse con su gastronomía. Además de caminar por la playa y sentir la brisa del mar, Mazunte ofrece la oportunidad de vivir una experiencia única: la liberación de tortugas marinas.

A pocos km de Mazunte, se encuentra playa Escobilla, conocida también como “playa Tortuguera”, ya que, de julio a diciembre, es posible observar la llegada de más 100 mil tortugas milenarias o golfinas para desovar y después continuar con su camino en las profundidades del mar. 

Estas miles de tortugas avanzan lentamente sobre la arena fina y blanca, misma arena que hace años las vio nacer. Gracias a las tonalidades azules del mar, el arribo de esta especie es más visible, convirtiéndolo en un espectáculo maravilloso y sorprendente para la vista

Fuente: Shutterstock

Presenciar la liberación de la tortuga marina es un experiencia que en pocos lugares se puede observar, por lo que se ha vuelto un atractivo para todas las personas que visitan Mazunte, quienes contemplan el caminar de las tortugas hasta que emprenden su camino en el océano. 

Para contribuir en la preservación de estas especies, se encuentra el Centro Mexicano de la Tortuga (CMT), el cual se ubica en playa Mazunte y es considerado uno de los lugares más importantes para la promoción y conservación de la tortugas. Aquí, se pueden apreciar 3 de las 8 especies de tortugas de mar que hay en el mundo, 9 tortugas de agua dulce y 2 tortugas terrestres, las cuales se encuentran en espacios libres de cualquier depredador. 

Bajo el lema “Conocer para preservar”, este tortugario ofrece recorridos para que sus visitantes aprendan cómo y dónde nacen las tortugas marinas, conozcan los detalles de su hábitat, estén en contacto con ellas.  Además, para quienes deseen obtener más información sobre esta especie, se ofrece un campamento de la tortuga para hacer largos recorridos en la playa, por lo que no cualquiera puede ir; los interesados deben llenar una solicitud y quedarse en el centro mínimo un mes antes de salir a las prácticas de campo.

Vivir la  experiencia de ayudar a preservar a una de las especies más vulnerables, y maravillarse con su lento caminar por la orilla de la playa hasta que se sumergen por primera vez en el mar para comenzar su camino, sin duda, es una experiencia que vale la pena. 

¡No dejes pasar esta experiencia!

Ven a Mazunte y disfruta como nunca liberando tortugas.

Share This